30 mar. 2007

Random Cartas Sobre La Educación Estética Del Hombre


“¿Puede consistir acaso el destino del hombre en olvidarse de sí mismo en pro de un fin ajeno? ¿Ha de ser el propósito de la Naturaleza robarnos una perfección que la razón nos promete como fin propio?” (40)

“Aterrados por la libertad, que en sus primeros pasos siempre se anuncia como enemiga, se entregarán unos en brazos de una cómoda certidumbre; mientras que los otros, desesperados de vivir en un régimen de pedante tutela, se precipitarán en la salvaje licencia del estado natural. La usurpación se defenderá con el argumento de la debilidad humana; la insurrección, con el de la dignidad humana, hasta que, finalmente, se interponga entre ambas la gran dominadora de las cosas humanas, la fuerza ciega, que zanjará la supuesta cuestión de principios, como una vulgar riña, a puñetazos.” (42)

“Ya que no en las cosas, debe de haber en los espíritus de los hombres algo que entorpece la recepción de la verdad, por muy claramente que brille; algo que se opone a la aprehensión de la verdad, por muy vivamente que convenza. Un antiguo sabio lo ha sentido y expresado en los siguientes términos, henchidos de significación: sapere aude.” (44)

“Así, pues, la ilustración del entendimiento no merece respeto, si no en cuanto que se refleja en el carácter. Pero esto no basta; en cierto modo, la ilustración ha de proceder también del carácter, porque el camino que conduce al intelecto ha de abrirlo el corazón.” (45-46)

“El hombre ha perdido su dignidad; pero el arte la ha salvado, y la conserva en venerables piedras; la verdad continúa viviendo en la ilusión, y por la copia se reconstruirá el modelo. Así como la nobleza del arte sobrevivió a la de la Naturaleza, así también la precede en el entusiasmo, creando y despertando vida por doquiera. Cuando los rayos de la verdad aun no han penetrado en lo profundo de los corazones, ya la poesía los ha percibido, y las cimas de la humanidad están iluminadas cuando la noche húmeda pesa aún sobre los hondos valles.” (48)

“¿Cómo se precave el artista contra las corrupciones de su tiempo, que por todas partes le rodean? Despreciando el juicio de sus contemporáneos. Mire siempre adelante, a su dignidad y ley propia, no hacia atrás, a la felicidad presente y a las necesidades.” (48)

“La experiencia puede contestar a nuestra pregunta de si hay belleza, y cuando nos haya instruido sobre ese punto, sabremos entonces si hay humanidad. Mas cómo puede haber belleza, cómo sea posible una humanidad, esto ni la razón ni la experiencia pueden enseñárnoslo.” (78)

“La razón, empero, pronúnciase y dice: lo bello no debe ser mera vida ni mera figura; es decir, belleza, dictando al hombre la doble ley de la formalidad absoluta y de la realidad absoluta. Por lo cual, plantea la exigencia siguiente: el hombre, con la belleza, no debe hacer más que jugar, y el hombre no debe jugar nada más que con la belleza.” (81)

“Si, pues, de lo bello se dice que es para el hombre un tránsito entre el sentir y el pensar, no hay que entender este dicho como si lo bello pudiera llenar el abismo que separa el sentir del pensar, la pasión de la acción; ese abismo es infinito, y sin la intervención de una nueva facultad independiente, nunca lo individual puede tornarse en general, lo contingente en necesario, lo momentáneo en permanente. El pensamiento es la acción inmediata de esa facultad absoluta, cuya manifestación tiene que ser ocasionada ciertamente por los sentidos, pero sin que esa manifestación dependa en manera alguna de la sensibilidad, como que más bien se anuncia por su contraposición a ella. La independencia con que actúa excluye toda extraña influencia. Y no porque la belleza ayude a pensar –cosa que encierra manifiesta contradicción-, sino porque da libertad a las potencias intelectuales y les permite así manifestarse conforme a sus leyes propias, es por lo que se puede llegar a ser un medio que lleve al hombre de la materia a la forma, de las sensaciones a las leyes, de una existencia limitada a una existencia absoluta.” (95-96)

“El impulso sensible se despierta cuando el hombre hace la experiencia de la vida, cuando comienza el individuo; el impulso racional se despierta cuando el hombre hace la experiencia de la ley, cuando comienza la personalidad. Y ahora, ya que los dos han alcanzado la existencia, está edificada su humanidad. Hasta ese momento todo en él ha sucedido por ley de necesidad; pero ahora la Naturaleza le entrega las riendas y es su incumbencia propia afirmar la humanidad que la Naturaleza dispuso y realizó en él. Porque tan pronto como los dos impulsos opuestos empiezan a actuar pierden ambos su carácter constrictivo, y la contraposición de dos necesidades la origen a la libertad.” (100)

“Así, pues, no es una metáfora poética, sino una verdad filosófica el decir que la belleza es nuestra segunda madre. Porque si bien es cierto que la belleza se limita a hacer posible en nosotros la humanidad, dejando a nuestra voluntad libre el poder de realizarla, en esto se parece a nuestra primera madre, la Naturaleza, que también se limitó a darnos la facultad de ser hombres, abandonando el uso de ella a la determinación de nuestra voluntad propia.” (106-107)

Random Kabale Und Liebe


“Cuando nuestra alma se ha saciado de horrores, los ojos ven fantasmas en todas partes.” (Luisa – III, V)

“Ella sabe hasta donde llega mi pasión. Ha visto el fondo de mi alma. Ha contemplado mi corazón en mis ojos, al rubor de nuestro primer beso... ¿Y nada sentía?” (Fernando – IV, II)

“¿Tú, bribón? ¿Como? ¿Tú?... ¿Ser acaso la polilla, en donde son raros los hombres? ¿Alargarte y acortarte siete veces en un momento, como la mariposa clavada en la aguja? ¿Llevar el registro de las idas y venidas de tu señor a ciertos lugares excusados, y ser el caballo de alquiler de su ingenio? Bien; es igual, yo te llevo conmigo como a un animal extraño. A manera de mono enseñado, bailarás tú al compás de los aullidos de los condenados, traerás lo que te manden, obedecerás, y con artificios cortesanos aliviarás un tanto su desesperación eterna.” (Fernando – IV, III)

Como un Otelo, Fernando confundido por el engaño, las apariencias.

“¡Detestable! ¡Insufrible! ¡Ojos de lince tienen las mujeres para ver los defectos de otras mujeres!” (Lady Milford – IV, VI)

“Ojos acostumbrados a llorar.” (Lady Milford – IV, VII)

Un gusano roedor de la conciencia. Ella y su gusanillo.

“¡Oh! ¡Más vale que me dejéis en mi ceguedad, puesto que sólo ella puede reconciliarme con mi funesto destino! El insecto se encuentra tan feliz en una gota de agua como en un hemisferio, tan alegre y tan bienaventurado, hasta que se le habla de océanos, en donde juegan flotas y ballenas...” y “Hasta el trono del Todopoderoso llegarán los vanos esfuerzos del gusano hollado por osada planta...” (Luisa – IV, VII)

“MILLER. (Levantándose.)- ¿Estás ahí, hija mía? ¿Estás ahí?... Pero ¿por qué tan sola y sin luz? // LUISA.- No estoy tan sola. Cuando la oscuridad me rodea por todas partes, es justamente cuando yo veo a quien me agrada. // MILLER.- ¡Dios te proteja! Sólo el gusano roedor de la conciencia vela en compañía del búho.” (V, I)

“Las letras son como cadáveres, y sólo viven a los ojos del amor.” y “¿Por qué el amor no ha inventado su nombre? Sería entonces el más dulce.” (Luisa – V, I)

“Hubo un tiempo en que se contaban uno a uno todos los segundos del día, en que el deseo de verme pendía del curso lento del reloj de pared, y se enumeraban los latidos del corazón hasta que yo me presentaba... ¿Cómo explicar ahora esta extrañeza?” y “Ya estoy tranquilo... tranquilo se dice también del país, por donde una peste ha pasado...” (Fernando – V, II)

“Dios se burla de nosotros de un modo extraño e inexplicable.” (Fernando – V, III)

“Corremos de novela en novela, de lodazal en lodazal…” (Fernando – V, VII)

22 mar. 2007

Über den Zusammenhang der tierischen Natur des Menschen mit seiner geistigen

Random Tell


En el inicio la obra como: “La tormenta está a punto de desatarse.” (170 – Werni)

Pastor, cazador, pescador: el pueblo. Uso de tres caracteres para dar cuenta de la totalidad.

Incorporación del coro como especie de prólogo lírico. (En la misma época Schiller escribió el ensayo: “Sobre el uso del Coro en la tragedia”)

“A la lisita parda la conozco por el cencerro.” (171 - Seppi)

“RUODI.- ¡No os riáis de mí! Un animal irracional. // WERNI.- Nada de irracional. Los animales tienen también razón, bien que lo sabemos ‘nosotros’, los cazadores de gamuzas: cuando se ponen a pacer son tan inteligentes…” (171)

“Toda demora mata” (172 - Baumgarten)

TELL, entre otras máximas: “Es mejor que caigas en manos de Dios que en manos de los hombres.” (174)

“Un dolor callado oprime tu corazón, confíamelo, soy tu fiel esposa, y exijo la mitad que me corresponde en tu tristeza” (176 – Gertrudis)

“¡Swing Uri!” (181), Swing Pablo.

“Los bueyes, las hermosas bestias.” (184 – Melchtal)

“Siempre que se oye la puerta espero la desgracia.” (185 – Gualterio Fürst)

Violador muerto con hacha. (El cuento de Horacio Quiroga en que un tipo tropieza y se clava el machete en el pecho. Cómo se va muriendo observando la calma imperturbable a su alrededor.)

Cafrune-Schiller, uh.

“En eterna niebla.” (187 – Melchtal sobre la ceguera)

“A todo ser le ha sido dado un medio de defensa en la angustia de su desesperación: el extenuado ciervo se detiene y enseña a la jauría su temible cornamenta, la gamuza arrastra al cazador al abismo… el mismo toro de labranza, que vive mansamente con el hombre, que ha encorvado pacientemente bajo el yugo la inmensa fuerza de su cerviz, salta cuando le excitan, afila sus poderosos cuernos y lanza a las nubes a su enemigo.” (188/9 – Melchtal)

“No soy más que mi sombra, pronto seré sólo mi nombre.” (193 – Attinghausen)

Arco iris de noche (Pensamientos al respecto).

TELL, incansable: “Mi vida sólo la disfruto de verdad cuando me la tengo que ganar y apresarla de nuevo cada día.” (216)

“En toda despedida me tiembla el corazón, pensando que no me volverás. Te veo en agrestes glaciares, perdido, saltando en falso de una peña a otra, veo cómo la gamuza te arrastra consigo al abismo saltando hacia atrás, cómo un alud desatado por el viento te sepulta, cómo a tus pies cede el traidor ventisquero, y tú te hundes, sepultado en vida, en la terrible fosa…” (216 – Eduvigis)

TELL, impávido: “El monte no le asusta a quien ha nacido en él.”

TELL(!): “Él que piensa demasiado conseguirá poco.”

Árboles que sangran si se los golpea con el hacha. Sí, árboles que sangran.

“STÜSSI.- ¡Si alguna preocupación os apena, arrojadla de vuestro corazón! Apoderaos de lo que se presenta, los tiempos son ahora difíciles. Por eso el hombre tiene que apresar ligeramente el placer. Aquí se celebra una boda, en otra parte hay un entierro. // TELL.- Y muchas veces una cosa se une a la otra. // STÜSSI.- Así anda el mundo. Por todas partes hay desgracias abundantes. En Glarus ha habido un alud, y toda una ladera del Glärnisch se ha venido abajo. // TELL.- ¿También los montes se tambalean? Nada hay firme sobre la tierra. // STÜSSI.- Dicen que también en otras partes suceden cosas extrañas. Hablando con uno que venía de Baden, he oído que un caballero quería ir a ver al rey, y, cuando iba a caballo de camino, le sale al encuentro un enjambre de avispones, se arrojan sobre su caballo, hasta que éste sucumbe a los dolores, cayendo muerto al suelo, y el caballero tiene que llegar a pie al palacio del rey. // TELL.- También al débil le ha sido dado su aguijón.” (250)

“Sí, dichoso quien cultiva tranquilamente su campo y está sentado en casa entre los suyos, sin que nadie se meta con él.” (251 - Stüssi)

18 mar. 2007

"Yo quiero ser un Moor!"

... fue lo que sentí aquella noche de mayo de 1962, poco tiempo después de haber cumplido mis primeros diez años. Dos días antes de mi cumpleaños había visto un afiche enorme en la esquina de casa: un león invitaba a acercarse o huir y ese león me recordó un deseo - tener un castillo con dos leones, no porque me interesen los leones pero sí para confirmar que lo que deseaba lo conseguí -. Sabía que aquel león era el primero de los dos que necesitaba tener. La obra se llamaba Los bandidos, y la unión de aquel título con aquella imagen (mi primer león) hicieron que decidiese dejar para otra ocasión la bicicleta y transformase de esta forma mi pedido:"Quiero ver Los bandidos, la obra del león que dan en el Independencia." Y así fue: el 11 de mayo de 1962, mi padre me llevó al teatro y era otro el león que te recibía, enorme, de fauces más abiertas, en las puertas de vidrio del Independencia (así, entonces, mi deseo cumplido). La sala estaba llena y los ruidos se fueron apagando mientras las luces dejaban de mostrar el telón lleno de publicidades que enmarcaba el escenario. Poco tiempo antes de que las luces bajasen, mis ojos intentaban unir las letras de todos aquellos avisos para formar el nombre del hombre que había traído los leones al barrio: Federico Schiller. Sabía que si lograba formar el nombre antes que las luces se apagasen, todo aquello sería mío para siempre. Y así fue. Ni bien rescaté la "r" que cerraba el apellido del aviso de "Casa Alberto: donde siempre se da vuelto", las luces comenzaron a bajar y fue el gran Murúa el que apareció detras de los avisos, sus ojos afiebrados y doloridos frente a las malas noticias de su hijo Karl. Cuánto dolor en el señor Moor. Todavía sigo viendo sus lágrimas cada vez que lloro. Supe aquella noche que Federico Schiller no sólo me había regalado los leones sino que también había transformado mi vida para siempre.

17 mar. 2007

Fragmento de carta

Entonces, querido R., entenderás el por qué de mis dudas y de mis tormentos. He llevado al extremo mis investigaciones según los principios de la “ciencia experimental”, como ellos piden, y no he podido sacar ninguna conclusión válida. Me rechazan mis tesis en instituciones y congresos, por carecer de fundamentos comprobables y pertenecer al campo de la pura especulación. Recopilé toneladas de datos, hice mediciones de la energía que emiten los cuerpos al expirar, de los procesos neuronales, de la descomposición de la materia viva, todas observaciones que arrojaron datos “interesantísimos”, pero que no puedo ligar coherentemente con algún planteo teórico comprobable. Sigo pegándome contra esa pared que marca el límite entre materia y no materia. La materia puede transformarse en energía y viceversa, pero no puedo alcanzar el punto donde eso es observable para los procesos que yo estudio. Por qué soy Pablo Soler, médico, por qué me dedico a lo que me dedico y no a otra cosa, por qué en este momento te estoy escribiendo desde aquí en lugar de estar tomando una infusión de hierbas en la casa de Yacanto, son todas cosas que no puedo explicar, que nadie puede.
Pienso: tal vez deba renunciar, como un nuevo Lord Chandos, retirarme de mis especulaciones, para, simplemente, vivir.
Pienso: qué será para mí vivir, retirado de mis especulaciones.
Pienso: una vez más: renunciar.

13 mar. 2007

Del diario de Pablo Soler

El Canova del abuelo. Finalmente me lo traje a casa.
El niño que escribe.
Siempre me fascinó y siempre lo detesté.
Me fascinaba que fuera tan perfecto, tan liso, tan blanco, tan frío. Verlo desde abajo, puesto en ese mueble más alto que yo, sin poder ver lo que escribía. Nunca dejaba de escribir. ¿Qué hacía un niño, casi desnudo, tan pequeño, ahí escribiendo? ¿Qué escribía?
Le tenía envidia, también. Por ser tan perfecto. Por ser más blanco y liso que yo. Por saber escribir desde tan chiquito. Porque quería tocarlo y ver lo que escribía, y no me dejaban.
Ahora sí puedo ver lo que está escrito en su tablita del mismo mármol del que está hecho él. “Canova”. Así, en imprenta mayúscula: CANOVA. Y nada más. (No sé qué me esperaba, pero no era eso. Aunque era lo más lógico. De todos modos nunca me imaginé así la firma de un artista. Tan clara, prolija, perfecta. Para mí los artistas firmaban en cursiva.)
Tal vez lo sigo envidiando. Él escribe. No deja de hacerlo. Y no envejece.
Y no se pregunta lo que yo siempre me sigo preguntando.
¿Por qué no fui el niño de Canova?

22 agosto 1992


La libertad

Friedrich Schiller arrives to us “invited” by the Schillertage. Something we knew about him: mainly by the obvious associations with Beethoven, the birth of German Idealism and Goethe. The impact came later: when we come to understand that here, in Buenos Aires, today, his way to see the world was amazingly near to us.
It was then when we thought about giving form to that revelation, in let Schiller's influence - apparently distant- take shape today in us.
Thus Pablo Soler arises: an Argentinean born the exact day of Schiller's death, 147 years later. Pablo Soler is, then, the way to know Schiller’s influence in our city.
The freedom is the ultimate and main goal we find in the lives of both Pablo Soler and Friedrich Schiller; is the bound -a material and spiritual one- that ties them up.
The best way to present all this material, to give account of this impact, would be, we believe, by means of a conference: since in it all the obsessions of Schiller can come together, obsessions that were –later- those of Pablo Soler.

Pablo Soler met Friedrich Schiller and the result of this encounter redefined Soler's life.
During his lifetime he tried to understand and get to know Schiller.
We will present to the audience how this change took form, how this "desire" of Schiller can open a life, can transform a time.
These ideas came to us in the shape of an autobiography: we were "touched" by Schiller's thoughts, works and life during these last months, and the performance will also "speak" about this: we are not the same persons we were before Schiller.
So: radicalizing this concept: here is Pablo Soler who was not the same after meeting Schiller.

Who is Pablo Soler? Why his life was crushed into pieces after meeting Schiller's ideas? Who is this woman talking to us? Which is the border between fiction and reality? Why no one knows where Pablo Soler is? Which is the limit between the spiritual world and the material world? What happened after Soler saw that amazing production of Schiller's "The robbers" when he was 10 years old? Where is Argentina? Did Schiller hear about this country? Did Friedrich Schiller know that the destiny of a whole argentinean life change for ever after reading him?

Try to find some of the answers to these questions through this thrilling conference.
Join us and be free!

9 mar. 2007

La anunciación

Va a ser difícil que el vino nos una, amiga
la distancia - lo sabés - se ha interpuesto entre la vida y yo. Soy lo que hubiera querido ser si el pasado hubiera sido mío. No es claro ni para mí lo que escribo - lo que digo: los andenes de tren son mis calles y cada silencio en cada estación lleva el nombre de un desencanto. Me gusta saber que te reís, me gusta pensarte riendo, me gusta imaginar tu risa - desde aquí, desde donde estoy, desde la certeza de cada una de las ráfagas que traen estos pesados vagones - sé que sabés que soy - ahora- un fantasma. Lo decís en tu carta: no hay nada que decir ya, cuánto tiempo, sin embargo desde aquellas noches en que el vino corría en las mesas y las risas no eran de mañana ni de despertares - tal vez pueda recordarte aquellas cenas en donde Mario, Juanjo, Libertad, vos y yo, entretejíamos anunciaciones: todo estaba por llegar, éramos los ángeles que anunciaban, mirábamos las caras del mundo y sabíamos qué estaba por venir: lo nuevo - siempre. Hoy, no sabemos ni siquiera cuál es el nombre de lo que llegó: ¿dónde quedaron, C., aquellos nombres? Nosotros anunciábamos. Nosotros, arcángeles de alas ocultas, sabíamos, sí que sabíamos. Paseamos en andenes o despertamos entre fantasmas del vino - ahora: qué es de nosotros, qué es de nosotros, qué es de nosotros. ¿Qué se hizo? - - - Recuerdo todavía el silencio que reinaba en las cenas cuando abríamos las ventanas para que el ángel entrara y nos dijera que éramos nosotros los que podíamos, que éramos nosotros los que sabíamos: ¿qué pasó en el medio? - - - Todo el silencio.

P.

8 mar. 2007

Un diálogo

–¿Entonces?– preguntó.
–¿Entonces qué?– respondí.
–¿Te vas?
–Sí.
–¿Y qué sigue? ¿Qué queda?
–Queda lo que hubo. Lo que sigue, no sé. Seguirás con lo tuyo, y yo con lo mío.
–Quedate.
–No puedo.
–No querés.
–No se trata de querer o no.
–Quedate esta noche. Quiero que me veas actuar.
–Ya te vi actuar anoche.
–Anoche fue el ensayo general.
–Sí, y hoy el estreno. Hoy es tu noche, no tengo nada que hacer ahí.
–No te gustó.
–Me encantó. (…) Cuando viniste, la primera vez que te vi, casi me arrepiento de haberte atendido. Pensé “¿Cómo pueden elegir a esta actriz para ese papel?”.
–No confiabas en mí.
–No confiaba en el teatro.
–No es lo que me enseñaste. ¿Dudaste de tu palabra?
–Siempre lo hago.
–¿Seguís desconfiando?
–Claro.
–Por eso te vas.
–No sé. Puede ser.
–¿Vas a volver?
–No creo.

7 mar. 2007

Notas (I)

Alguien: ¿No es, acaso, la voluntad de Pablo Soler el alcanzar la tan meditada por Schiller libertad de espíritu? ¿Son sus reiterados viajes una via de escape frente a un enredo sin solución en su país natal? ¿Es acaso Argentina un país que expulsa a Pablo? ¿Qué abandona Pablo? ¿Qué busca?

Esa noche Pablo entra a la casa abatido y mira a los ojos a Berta, su collie, con una mansedumbre que emociona.

Alguien: ¿De donde viene?¿Qué dice esa mirada?

Berta es bautizada en homenaje al personaje homónimo del drama “Wilhelm Tell”.

Alguien: El collie es un perro muy 70´s, como vintage, muy Guillermo Tell, ¿no?

Quien sabe Pablo crea que Berta es libre, que en su naturaleza animal reside la libertad de espíritu. O más: que Berta, como la poesía de Goethe según Schiller, posee el equilibrio justo de ingenuidad y fortaleza espiritual.

Extractos del diario de P.S.

Paseo con Berta por Plaza Irlanda en plena madrugada. La correa se suelta y ella me mira como preguntando qué debe hacer. Es la primera vez que esta desatada en plena calle. Es libre y observa a mí y a todo con un leve desconsuelo, una incertidumbre suma. Le sonrío mientras me siento en uno de esos sucios bancos de pintura descascarada y temple orgulloso y cansado. Berta mueve la cola, gira sobre sí misma y se acuesta a mi lado. Sospecho que desconozco el significado de la palabra libertad y que este animal me guarda mas cariño del habitual.

El aroma del café me recuerda a Don Carlos. Abro el libro al azar y me hallo en la escena VII del acto cuarto. Dice el Rey: “¿Cómo puede mentir la naturaleza con tanta verdad? ¡Esos ojos azules son míos, no hay duda! ¿No me hallo a mí mismo en cada uno de esos rasgos? Hija de mi amor, sí, tú lo eres. Te oprimo contra mi corazón…”. Y: “¡Fuera! ¡Fuera! Me hundo en ese abismo.”

Breve viaje en barco. Se me antojan familiares las nubes que cruzan el mediterráneo.

Lejos de mis libros las cosas se revelan incomprensibles y lejanas, ajenas.

Desembarco en Atenas. Desconozco el motivo por el cual todo aquí me recuerda a Goethe. Como si él fuese griego.

Viaje en auto. Los pinos se bambolean adustos y elegantes como si se mirasen al espejo.

Breve paso por Leipzig. Una joven de gafas y cintura ceñida se muestra idéntica a Marina. Me refugio en pensamientos banales: Tengo hambre.

Ahora en Frankfurt continúo preso del Friedrich. El cielo de Alemania se revela a veces magnánimo, a veces desolado y sin gracia.

Desconfiar del paisaje. Tell: “Nada hay firme sobre la tierra.”

4 mar. 2007

Carta desde Hamburgo



Hamburgo, 11 de noviembre de 1979

Querido R.,
Hoy finalmente logré ver el cuadro. El -famoso- Friedrich.
Der Wanderer über dem Nebelmeer.
Y finalmente pude comprender por qué deseaba tanto verlo. (Ella, por supuesto, sigue sin entenderme, y se pasea frente a Monet, Cézanne, Sisley.)
Ahí está la naturaleza, con su juego físico (terrible, sublime).
Y en primer plano, el hombre creador.
Es el caminante frente al mar de niebla quien nos dice que allí hay belleza, y no el mar de niebla. El caminante hace del juego de la naturaleza su experiencia estética interior. La belleza existe en el sujeto que observa, y no en la realidad natural que es objeto de su observación.
El caminante alcanza una cumbre, la del ideal humano de la belleza, que se ubica por encima de cualquier espontáneo e incandescente brillo de la naturaleza.
Caspar David Friedrich resume, en un cuadro, a Schiller.

Compré diapositivas, postales, afiches.
Sigo mi camino, tras ella.
Un fuerte abrazo

P.S.

Un perfil astrológico



Breve Horóscopo - Retrato para Pablo Soler
Nacido el 9 Mayo de 1952 a las 10:05 en Buenos Aires, Argentina.

Su signo solar es Tauro. Este es el signo donde se encuentra su Sol en su carta natal. Su Ascendente está en Géminis, y su Luna está en Escorpio.
Las referencias a la pareja están definidas para una relación con una mujer.

Sol en Tauro, Luna en Escorpio
Usted nació con el Sol en Tauro y la Luna en Escorpio. Esta combinación de signos opuestos denota una personalidad muy fuerte. Internamente, usted es afectuoso y amoroso. Usted tiene una gran cantidad de paciencia, firmeza y auto determinación. Es intensamente ambicioso y tiene un fuerte deseo de alcanzar una posición de renombre en el mundo.
Su personalidad está en armonía con la individualidad aquí descripta. Los demás le ven muy determinado, seguro de usted mismo. A menudo es muy apresurado y directo y sus comentarios pueden ser ofensivos. Le atraen los bienes lujosos y de buena calidad y trabajará duro para obtenerlos.
Dado su Sol en Tauro, usted es conservador y renuente a los cambios. El don taurino de la paciencia está algo deslucido por su irritabilidad y su tendencia al enojo. Es mejor para los demás mantenerse lejos de su camino cuando su orgullo ha sido herido.
La Luna en Escorpio señala una persona de marcada sexualidad con gustos fuertes y apetito de placeres. Su aura de misterio es atractiva. A veces, usted siente que su amor por el placer viola su naturaleza más esencial, la tranquilidad básica y su enraizada personalidad.

Ascendente en Géminis, Mercurio en la Casa Diez
Cuando nació el signo zodiacal de Géminis estaba ascendido sobre el horizonte. Mercurio, su regente, está ubicado en la casa diez.
Su signo ascendente y la posición de su regente, a menudo ofrecen información concerniente a las tendencias generales del curso de su vida y aportan datos complementarios sobre su temperamento, dados previamente por el análisis de las posiciones combinadas del Sol y la Luna.
Géminis es el tercer signo del zodíaco y entre sus influencias psicológicas claves son las siguientes: actividades intelectuales, humanismo y horror por la violencia, duda constante acerca de todo concepto mental, indecisión e intereses académicos.
La gente que tiene a Géminis en el ascendente, generalmente tiene una apariencia elegante, ligera, expresiva y con expresiones faciales muy humanas. Son individuos con una inclinación literaria, diestros en las labores manuales y las artesanías, aptos, capaces, ingeniosos, con inventiva y muy curiosos y sutiles.
Alguien con Géminis en el ascendente siempre se distinguirá por su discurso elocuente y su redacción, su vida cotidiana muy ocupada y su perpetua falta de habilidad para tomar decisiones rápidas y determinadas. Como un nativo de Géminis, debe tratar de compensar su indecisión con el pensamiento rápido.
Su disposición a los eventos de la vida será amable y generosa (con límites), pero no siempre afortunada, a causa de mucha vacilación en la toma de decisiones. Usted posee la capacidad de elevarse en la vida como consecuencia de sus propias condiciones intelectuales.
Su mente está abierta y es generosa, su intelecto auto suficiente. Sin embargo, en muchas ocasiones, su juicio aparecerá distorsionado. Debe restringir la discusión estéril, la rivalidad y los argumentos no beneficiosos, como si fueran su peor enemigo.
Para alcanzar el éxito, debe acentuar sus estudios científicos y literarios, dar rienda suelta a su brillante intelecto en circunstancias garantidas y aplicar su naturaleza diligente a escribir, viajar, las comunicaciones y el análisis humano. Usted se destaca en todas estas actividades.
Mercurio, el regente de su vida, aparece en la casa diez, la de la vida profesional, la reputación y el trabajo público. Esta posición de Mercurio le inclina su vida hacia la de una personalidad extrovertida, siempre delante del público, realizando simultáneamente una variedad de tareas profesionales. Le otorga una vocación exitosa para las empresas complejas e importantes de representación, llevándole a ser multifacético desde el punto de vista profesional.
El éxito no esta distante en su horizonte: mire con cuidado.

Saturno en la Casa Cuatro
Saturno, el señor del destino, se encuentra en en la casa cuatro al momento de su nacimiento. El comienzo, y especialmente, la época final de su vida estará saturada de múltiples y tediosos deberes, frustraciones y problemas en general, que parecen originarse en circunstancias muy difíciles de cambiar.
Una niñez algo fría puede dejar profundas marcas en su inconciente. Esto puede llevarle a sentir miedo y desconfianza del mundo, lo cual no le conducirá al éxito en las relaciones humanas y en las comunicaciones.
Usted sentirá que su libertad personal está muy obstaculizada y esto le causará sufrimiento. Saturno señala el camino angosto y peligroso entre nuestra naturaleza animal y nuestra morada espiritual. Este camino es la razón que puede liberarnos de las ataduras del apego bestial y guiarnos a los estados de conciencia elevados. Su experiencia desafortunada puede ser una prueba del destino sobre su poder de razonamiento. No se deje 'derribar' por las bajas emociones ni se 'atormente' con ideas depresivas que surgen de lo desconocido. Usted debe pensar y sentir por propia voluntad.

Luna en la Casa Cinco
La Luna, el satélite de la Tierra, se encuentra en en la casa cinco al momento de su nacimiento. Esto señala que usted participará activamente en negocios especulativos con muchos cambios en este respecto. Usted nació con el don para tratar con la gente y con la habilidad de comunicarse, particularmente en conexión con las empresas comerciales.
Su naturaleza emocional está muy orientada a su amor por el placer, y posee una aptitud muy curiosa que puede aportarle ganancias económicas además de placer en los negocios.
A pesar de las cualidades positivas que tiene, en el amor es muy cambiable, inestable y se preocupa demasiado por trivialidades.
Sus sentimientos amorosos están muy bien desarrollados y le impulsan a buscar sensaciones y pasiones que desafortunadamente no están dirigidas hacia una sola persona.
Es posible que a través de la vida usted esté conectado con inversiones en muchos y pequeños negocios, con un retorno bastante aceptable.

Sol en la Casa Once
El Sol, el dador de la vida, se encuentra en en la casa once al momento de su nacimiento.
En general, esta es una posición favorable. A través de la vida usted recibirá asistencia de personas que ocupan una posición superior en la vida. Después de la mitad de su vida tendrá fuertes posibilidades de ganar reputación y estima a través de relaciones con gente prominente. El destino puede otorgarle la fuerza suficiente para llevar adelante sus deseos al máximo.
Espiritualmente, usted parece tener una disposición leal y es directo y honesto. Sin embargo, está muy conciente de poseer un sentido de superioridad y de dignidad.

Venus en la Casa Once
Venus, el planeta de la belleza y del amor, se encuentra en en la casa once al momento de su nacimiento. Sus aspiraciones en la vida están orientadas estéticamente.
Usted se empeña por lograr paz y armonía y si dependiera de usted, todo el mundo sería más humano, amable y considerado. En sus relaciones personales, Venus le da la capacidad de obtener ganancia sustancial y asistencia a través de sus amigos, que desearán asistirle con la mejor de las intenciones.

Diferencia


147 años más tarde, sí.

Semeis 147: Remanente de Supernova

Yo nací el día que él se murió

Johann Christoph Friedrich Schiller, desde 1802 von Schiller (Marbach am Neckar, 10 de noviembre de 1759 – Weimar, 9 de mayo de 1805) fue un poeta, dramaturgo, filósofo e historiador alemán. Se le considera el dramaturgo más importante de Alemania y es, junto a Goethe, una de las figuras centrales del clasicismo de Weimar. Muchas de sus obras de teatro pertenecen al repertorio estándar del teatro en alemán. Sus baladas se cuentan entre los poemas más queridos.

Toro

El Dragón de Agua - 1892, 1952, 2012

El Dragón de Agua puede hacer a un lado su ego: es, por esto, menos egoísta, menos obstinado. Es una persona inhibida pero progresista, se empeña mucho en no ser tan "importante" como los otros Dragones, siempre ávidos de poder.
Su ingenio es tan formidable como su fuerza de voluntad.
La vida del Dragón de Agua se ajusta a la filosofía de la fidelidad a sí mismo, y no se vengará de aquellos que opten por un camino opuesto al suyo.
Es democrático y de mentalidad liberal, acepta sin amargura el rechazo o la derrota.
El Agua es calmante y benéfica para este signo lunar, y el Dragón de Agua sabrá actuar con prudencia y hacer lo que es esencial para su progreso. Es rápido y confiable, y capaz de promover sus ideas con infatigable devoción.
Su desventaja principal es que, como constructor, puede padecer de un exceso de optimismo que lo Ileve a olvidarse de reforzar los cimientos.
Por el intento de abarcar demasiado, es posible que lo pierda todo.

Soy el dragón

Soy un fuego inextinguible,
El centro de toda energía,
El corazón firme y heroico.
Soy la verdad y la luz,
En mi imperio abarco el poder y la gloria.
Mi presencia
Dispersa las nubes oscuras.
Y soy el elegido
Para dominar a los Hados

Nací...

el 9 de mayo de 1952, dragón de agua bajo el signo de Tauro.

El Dragón

Es difícil entender al dragón. Razona de tal manera que puede dar vuelta cualquier idea aceptada por todos.
Es posible que se sienta solo algunas veces.
El dragón disfruta de su condición de diferente y a veces se escuda en ella para escapar de muchos compromisos sociales.
Los que lo conocen la pasan muy bien con él: es imprevisible.
Es independiente: por eso se los verá iniciando su propio negocio, impulsándolo con ideas imaginativas y novedosas.
Aunque no se lo digan, el dragón sabrá que siempre tiene la razón y que, aunque se equivoque, habrá sido un experimento fallido: necesario en la rueda de la evolución hacia la perfección.
El dragón, por lo que hace y dice, dará la sensación de ser de otra dimensión. Es por esto que algunos lo admirarán y se someterán a sus órdenes, otros lo odiarán e intentarán ponerle palos en la rueda para verlo caer y habrá quienes lo observarán como un bicho raro.
Ya que mucha gente no sabe muy bien cómo comportarse frente a los dragones, éstos aprendieron, desde su inteligencia, a actuar de diversas maneras para adaptarse a los demás.
Aunque el dragón es inteligente es muy posible que no se de cuenta de muchas cosas del campo de "lo humano": segundas intenciones, dobles sentidos: actitudes que tienden al engaño y a la maldad. Y por esto los dragones pueden sufrir malos momentos en su relación con los demás.
A la mayor parte de los dragones les gusta la belleza. Suelen estar poco tiempo enamorados, si es que alguna vez se enamoran.

Hollow men


Somos los hombres huecos
somos los hombres rellenos
apoyados uno en otro
la mollera llena de paja. ¡Ay!
Nuestras voces resecas, cuando
susurramos juntos
son tranquilas y sin significado
como viento en hierba seca
o patas de ratas sobre cristal roto
en la bodega seca de nuestras provisiones.

Binarios

La certeza, C., de estar escribiendo estas palabras - y perdón por la imperdonable demora - me permite desarmar las preguntas tontas: nada hay de tonto en nuestras vidas. O mejor: nuestras almas pueden con esas tonterias: alquimizamos aquello que los demás creen banal. Rescato las emociones silenciosas que suelen atravesarnos en días fríos de otoño en verano como éste de hoy: domingo irresuelto sobre las calendas de marzo. Se vienen los idus, C., y no quiero estar desprevenido. Como la inefable Estuardo desgranando sus días en las torres de concreto: su reino, una nuez - nosotros demoramos los días y dejamos que el tiempo gotee como un aceite rancio (imagen repugnante -- tropo perdido, nada interesante, no? --- uruguaya la imagen, casi). No creo que podamos vernos en los días que advienen (me gustan algunos verbos que traen en sí las festividades del cristiano calendario: adviento, hoy). Cuaresma es el tiempo y el estallido de los idus de marzo sobre las certezas de la cruz arrastran tiempos oscuros: no podemos, no debemos creer en esto. Mejor permitirse un par de pensamientos binarios y refugiarse en lo que nos pasa, C. Yo tengo el yo un tanto apaleado en estas fechas: el recuerdo de Marina me hostiga desde el mar y la montaña. Tal vez sepas de ella, tal vez la recuerdes, tal vez la conozcas, la hayas nombrado, la hayas oído nombrar. No decido releer lo escrito, creo que estas palabras son obra de mi propia perturbación y que no hay en ellas el más ligero atisbo de sanidad mental: luz clara sobre los hechos: sombras nada más (dicen los boleros). Cancionistas felices aquellos que pueden demorarse en las emociones de los otros para poder buscar el sustento. Nosotros, C., escribimos esas canciones: otros las cantarán. Me llamo a silencio mejor o sigo produciendo este texto que parece no terminar nunca. ¿Cuántas veces hablé de demorar en esta carta? El verbo se presenta en mí cada vez que no sé cómo seguir escribiendo. Tampoco sé para qué escribo.

P.

Reflexión

Una paloma cae muerta frente a mis zapatos. El azar es mudo.

Reacción


me parece que me voy a hacer puto y me voy a enamorar de pablo soler

...

poco importa ahora cómo llegué a tener tus datos. Lo que sí se recorta claramente (homenaje a tu nombre, casi siempre) es el deseo de poder contarte todo ésto que me viene pasando desde aquel encuentro -- Hablo de otros, no de vos, de quien apenas conozco el nombre y algún que otro dato superfluo. Sólo confío en vos y digo: vos no conocés mi vida, no conocés precisamente ese pormenor de la palabra: vida. Y nunca la conocerás a través de estas ¿cartas? Temo hablar en voz alta, temo perjudicar, temo atraer la ingratitud; temo –es inexplicable. ¿Por qué, en vez de sí, era no? ¿Miedo? Por miedo no únicamente pierde el sentido la calma, sino que por miedo los hombres se arrojan desde las ventanas. No, no era miedo. Tal vez había miedo, pero había también algo más. ¿Qué más? Cuando me dicen: hacé esto y quedarás libre, y yo no lo hago, significa que no deseo verdaderamente la libertad, que la esclavitud me es más querida. ¿Y qué significa la querida esclavitud entre los hombres? El amor.